La Eucologia en su Naturaleza y en la Biblia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Naturaleza: Las fórmulas eucológicas se distinguen de todos los textos bíblicos ante todo por el origen diverso.

Las primeras son creación eclesial en orden a expresar el misterio del culto con un lenguaje de oración, lenguaje que, por lo mismo, está en estrecha relación con el ambiente socio-cultural de la asamblea.

La Eucología de las diversas tradiciones litúrgicas se convierte en tal modo en la manifestación más característica de la concepción que una determinada iglesia local tiene de la liturgia y de su misterio.

“el estudio de la liturgia […] es principalmente un estudio eucológico” (P. Alfonso).

iii.jpeg

Si es verdad que las fórmulas eucológicas no se pueden estudiar desgajadas del rito, la biblia (palabra de Dios) y la eucología (palabra de la iglesia) son la parte sustancial y, sobre todo en la liturgia antigua, también la parte materialmente preponderante.

Con todo, es verdad que la misma fórmula eucológica puede degenerar y convertirse en algo mágico si no logra expresar ninguna dimensión de diálogo, de reciprocidad y de intercambio, dimensiones todas que son esenciales a la auténtica experiencia religiosa.

La-Sgda-Esc-en-la-vida-de-la-Iglesia1.jpg

Eucología y La Biblia:

Los textos eucológicos se presentan, por una parte, como inspirados y abundantemente influenciados por la Sagrada Escritura; por otra parte, están revestidos con un ropaje propio de un determinado autor, del tiempo y del lugar en el que fueron escritos.

Tales factores caracterizan no solamente el aspecto formal y exterior, sino que influyen también en la misma expresión y comprensión de su contenido doctrinal.

El contexto y las expresiones bíblicas presentes en los textos eucológicos, además de ser testimonios de la tradición, son el fruto natural de la comprensión que la iglesia tiene del misterio de Cristo en su fuente auténtica: la Sagrada Escritura.

eucharist.jpg

Se puede decir de la liturgia en general y, sobre todo, de la liturgia romana su sobre que la eucología no hace más que “coordinar, subrayar e interpretar” el mensaje de los pasos escriturísticos, que ocupan siempre el primer lugar’.

San Jerónimo creía que en la composición de las oraciones cristianas era obligatorio seguir la biblia. De ese modo, él se colocaba en la línea tradicional, que parte de san Pablo y pasa por la Didajé, la Tradición Apostólica de Hipólito, etc.

P. Jorge Nelson Mariñez Tapia

Fuentes: Biblioteca Católica Digital (Mercaba)/ M. Augé


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s