La Misericordia en el NT.

20160615_21_18_26.jpeg
Escribir una leyenda

En el NT la misericordia de Dios en el AT desemboca en el amor más sorprendente y maravilloso: «Amó tanto Dios al mundo que le dio a su Hijo Unigénito» (Jn 3,16). «Dios, rico en misericordia, por el gran amor con que nos amó, estando muertos por nuestros delitos, nos vivificó juntamente con Cristo; hemos sido salvados gratuitamente» (Ef 2,4s).

Ya el Evangelio de la Infancia, que presenta la manifestación suprema del amor misericordioso de Dios con los hombres, la Encarnación del hijo del Dios en las entrañas de María, recuerda en el Magnificat y en el Benedictus la prometida misericordia de Dios que se cumple en su plenitud en el NT.

El Magnificat celebra el poder del Dios santo que se manifiesta en su misericordia con los que le temen (temor reverencial, la piedad filial). Y concluye diciendo que Dios acoge a Israel acordándose de la misericordia prometida a los descendientes de Abraham, que tendrá su punto culminante en la intervención salvífica del que va a nacer de María.

El Benedictus es un canto a la misericordia de Dios, prometida a los padres, que tendrá su esplendorosa manifestación con la venida del Mesías: «Las entrañas de misericordia de nuestro Dios harán que nos visite una luz de lo alto» (Lc 1,78). El Mesías es el Astro que trae la luz (Núm 24,17; Mal 3,20; ls 60,1). Cuando Israel da a luz al Precursor, sus parientes y vecinos se congratulan porque el Señor «le había hecho gran misericordia» (Lc 1,58).

images26.jpeg

En su ministerio público, Cristo profiere enseñanzas sobre la misericordia que clarifica por medio de parábolas, y la pone de relieve con numerosas actitudes:

Las Enseñanzas de Cristo:

Hay en la predicación de Jesús una serie de sentencias, algunas tajantes y lapidarias, con las que instruye y exige la misericordia a sus discípulos.

1. «Bienaventurados los misericordiosos porque ellos alcanzarán misericordia» (Mt 5,7). Bienaventuranza promulgada en el Sermón de la montaña, que juntamente con las otras, presenta el nuevo estilo de vida que trae el Mesías. No los pusilánimes sino los que, compadeciéndose de las necesidades de orden espiritual o corporal, salen activamente a su encuentro.

2. «Sed misericordiosos como vuestro Padre es misericordioso» (Lc 6,36). Al final de la declaración de los preceptos de la Ley, Cristo concluye: «Sed perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto» (Mt 5,48). En el lugar paralelo, Lc dice: «Sed misericordiosos como vuestro Padre celestial es misericordioso» (6,36). La perfección que en Mt Cristo exige a sus discípulos, consiste según Lc en la práctica de la misericordia a imitación del Padre. La misericordia es exigencia fundamental del amor en el cual radical el vínculo de la perfección (Col 3,4). Las obras de misericordia son la forma más elevada de amor al prójimo, como revela la parábola del samaritano (Lc 10,29-37).

3. «Misericordia quiero y no sacrificio» (Mt 9,13; 12,7). Frente a las críticas de los fariseos porque se muestra misericordioso con los publicanos y pecadores y va a comer con ellos, Cristo, citando a Os 6,6, les declara que la misericordia tiene un valor superior a la práctica rigorista y exterior que ellos defendían. «La frase, predilecta de Jesús en Mateo, canoniza el primado del Amor cristiano contra cualquier ritualismo farisaizante. Uno de los rasgos característicos de la fisonomía espiritual de Jesús en San Mateo es la «Misericordia» (I.GOMÁ CIvIT, El Evangelio según San Mateo 1, Madrid 1966, 491).

4. «Lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fe» (Mt 23,23). Cristo acusa a los escribas y fariseos porque se preocupan de los diezmos hasta de las plantas más insignificantes y descuidan las cosas más importantes de la Ley, que son las que hay que practicar en primer lugar. Cristo no excluye la fidelidad a las cosas pequeñas, pero hay que integrarlas en la escala de valores en las que el amor y la misericordia tienen la primacía.

 P. Jorge Nelson Mariñez Tapia
Fuente: Biblioteca Católica Digital (Mercaba). 


One response to “La Misericordia en el NT.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s