La Misericordia. (El año de la Misericordia) Parte II

Misericordia.jpg

El Anuncio oficial y Solemne de este Año:

  1. Tuvo lugar con la lectura y publicación junto a la Puerta Santa de la Bula Misericordae Vultus.
  2. El Domingo de la Divina Misericordia, fiesta instituida por San Juan Pablo II que se celebra el domingo siguiente a la Pascua.

Nota: para los hebreos el jubileo era un año declarado santo, que recurría cada 50 años, y durante el cual se debía restituir la igualdad a todos los hijos de Israel, ofreciendo nuevas posibilidades a las familias que habían perdido sus propiedades e incluso la libertad personal. A los ricos, en cambio, el año jubilar les recordaba que llegaría el tiempo en el que los esclavos israelitas, llegados a ser nuevamente iguales a ellos, podrían reivindicar sus derechos. “La justicia, según la ley de Israel, consistía sobre todo en la protección de los débiles (S. Juan Pablo II, Tertio Millennio Adveniente 13).

En la Iglesia Catolica:

  • Inició la tradición del Año Santo con el Papa Bonifacio VIII, en el año 1300. Este Pontífice previó la realización de un jubileo cada siglo.
  • Desde el año 1475 – para permitir a cada generación vivir al menos un Año Santo – el jubileo ordinario comenzó a espaciarse al ritmo de cada 25 años.
  • Un jubileo extraordinario, en cambio, se proclama con ocasión de un acontecimiento de particular importancia.

 

5501-56ab6fab45076.jpg

 

Los Años Santos:

  1. Los Años Santos ordinarios celebrados hasta hoy han sido 26.
  2. La costumbre de proclamar Años Santos extraordinarios se remonta al siglo XVI.
  3. Los últimos de ellos, celebrados el siglo pasado, fueron el de 1933, proclamado por Pío XI con motivo del XIX centenario de la Redención.
  4. El de 1983, proclamado por Juan Pablo II por los 1950 años de la Redención.
  5. La Iglesia católica ha dado al jubileo hebreo un significado más espiritual.
  6. El Perdón en General: una indulgencia abierta a todos, y en la posibilidad de renovar la relación con Dios y con el prójimo.
  7. El Año Santo es siempre una oportunidad para profundizar la fe y vivir con un compromiso renovado el testimonio cristiano.

Con el Jubileo de la Misericordia, el Papa Francisco pone al centro de la atención el Dios misericordioso que invita a todos a volver hacia Él. El encuentro con Él inspira la virtud de la misericordia.

 P. Jorge Nelson Mariñez Tapia

Fuente: Aciprensa, Católico net.

 

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s