Liturgia y Significado de la Ascensión.

ascen-1.jpg

La Fiesta de la Ascensión estuvo precedida de tres días preparativos llamados rogativas o letanías. Fueron introducidos hacia el 470-475 por el obispo Galo Mamerto, con el fin de suplicar a Dios, con oraciones y actos penitenciales, su protección ante las calamidades que azotaban al pueblo en aquella época. En Roma se establecen a fines del s. VIII o principios del s. IX. Los ritos orientales siempre los han ignorado.

Especialmente en la liturgia galicana hay una abundante lectura bíblica para esos tres días, pero sin relación directa con la Ascensión. Posteriormente se han considerado las Rogativas como días de plegaria intensa al Resucitado, para que al subir al cielo se vea acompañado espiritualmente de sus fieles e interceda por ellos al Padre según sus aspiraciones.

A partir de 1960 se desligaron estos días de rogativas de la fiesta de la Ascensión. y se concedió a los obispos la facultad de trasladar ese triduo a otras.

Resurection(1).jpg
En el nuevo Calendario promulgado por Paulo VI se dice que las Conferencias Episcopales ordenan las Rogativas en lo que se refiere al tiempo y al modo de celebrarse, pudiéndose elegir para cada uno de estos días la Misa más adecuada entre las votivas del nuevo Misal.

La Fiesta de la Ascensión tiene un esquema simple: se centra en la narración bíblica de ese hecho histórico. Con todo, al analizar los textos que nos ofrecen los diferentes ritos, hallamos una explicación muy completa del significado del misterio de la Ascensión: la plenitud de la perspectiva escatológica de la Pascua.

Al mismo tiempo pone a los fieles que la celebran en tensión hacia la inmediata venida de Jesucristo por medio de su Espíritu.

La plenitud de la perspectiva escatológica de la Pascua se traduce particularmente en el significado del encuentro para siempre de Jesucristo, Hombre, con el Padre. Jesucristo sube al cielo «para hacernos partícipes de su divinidad» (Prefacio II de la A. en la liturgia romana), «para que a todos los que Tú el Padre le diste, les dé Él la vida eterna» (lo 17, 2).

Por la glorificación del Señor se revela más el sentido de la vida eterna: es el encuentro, el perfecto «conocimiento de Ti, único Dios verdadero, y de Tu Enviado» (lo 17, 3). Jesucristo sube al cielo porque en «la casa del Padre hay muchas moradas… y yo voy a prepararos el lugar.

ascension.jpgSubir Jesucristo al cielo significa que Él establece su presencia entre los hombres para siempre. Una oración del Sacramentario Gelasiano sintetiza el sentido de esa realidad: «Que según Tu promesa nosotros merezcamos que Tú vivas con nosotros sobre la tierra y nosotros siempre contigo en el cielo».

Antiguamente, después del Evangelio de la Misa de la Ascensión el diácono apagaba el cirio pascual, signo de la Resurrección de Jesucristo, como para significar su Ascensión. Según el nuevo Misal el cirio ha de encenderse hasta la fiesta de Pentecostés. Después es conveniente tenerlo en el bautisterio y encenderlo durante la administración del Bautismo.

En el nuevo Misal se han introducido además otras modificaciones. Además del antiguo prefacio, que ha sido corregido en sus últimas frases según el estilo propio de los prefacios del Tiempo Pascual, se ha añadido otro que desarrolla más el misterio de la Ascensión.

La colecta está inspirada en estas palabras del sermón 1° sobre la Ascensión. de S. León Magno: «pues la ascensión de Cristo constituye nuestra elevación, y el cuerpo tiene la esperanza de estar algún día allí donde le ha precedido su gloriosa Cabeza; por eso, con dignos sentimientos de júbilo, amadísimos, alegrémonos y gocémonos con piadosas acciones de gracias» (PL 54, 396 B).

8704018363_dc5d834120_k.jpg
La la y 3a lecturas bíblicas son las mismas que en el Misal anterior, la 2a se ha tomado la Epístola a los Efesios, 1, 1723, que expresa la misma idea que la colecta y da el sentido dinámico de la obra salvadora de Cristo.

La poscomunión ha sido compuesta con dos oraciones del antiguo Sacramentario Veronense o Leoniano (v.) y alude a la llegada al Reino, tema muy común en todo el Tiempo Pascual.

En los días que siguen a la Ascensión se hace presente la imagen de la Virgen y de los discípulos del Salvador que, ante la inminente venida del Espíritu Santo, «perseveraban unánimes en la oración» (Act 1, 14).

 P. Jorge Nelson Mariñez Tapia
Fuentes: Biblioteca Católica Digital (Mercaba)/A. Agemí Roca.

Anuncios

One response to “ Liturgia y Significado de la Ascensión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s